¡Escúchanos por internet!

Lo que la guerra se llevó

Que la reciente elección interna de Morena dejó a varias viudas en el camino, entre ellas a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, pues ahora tendrá que limar asperezas con el candidato a la gubernatura Luis Miguel Barbosa Huerta, le guste o no.

Ella cuenta con una gran ventaja en este momento, ya que en plena contienda electoral le tenderán la mano y le ayudarán a proteger su imagen. No le conviene al partido de López Obrador más divisiones internas y mucho menos mostrar a un ayuntamiento debilitado que jale negativos y sirva para contrastar en pleno proceso electoral.

La presidente municipal tendrá que prender las armas y seguramente perderá algunas posiciones como obra pública, gobernación y quizá otra área en la que ingresen recursos en el ánimo de llevar la fiesta en paz, cuando Morena asuma la gubernatura en los próximos meses.

Si la alcaldesa hace un lado el orgullo podrá caminar junto al cuasi gobernador del estado y tendrá que unir fuerzas. Es una oportunidad de oro para recomponer su imagen y su débil relación. El balón está en la cancha del municipio: todo depende de su inteligencia.

Que la derrota de Alejandro Armenta realmente fue un tropiezo para Ricardo Monreal Ávila frente a Yeidckol Polevnsky, pues la señora presidenta de Morena seguirá en su cargo aunque le hayan dicho que forma parte de la “fauna en extinción”, ya que tendrá el encargo de llevar a buen puerto las elecciones que se celebren en todo el país y, si gana la mayoría de los estados y municipios, saldrá por la puerta grande y no por la de servicio, donde la quiere mandar el líder del Senado.

Yeidckol Polevnsky tiene más que ganar que perder en este momento. Monreal, al contrario, tiene en su expediente negro haber dejado pasar las quejas del difunto Rafael Moreno Valle contra las políticas del nuevo gobierno.

Que Alejandro Armenta debería llamar a sus bases y sumarse a Luis Miguel Barbosa lo antes posible. Cada día que pasa en el que no admite los resultados y filtra datos de la encuesta levantada la semana pasada -reales o no-, continúa estirando la liga y haciendo públicas sus diferencias con Morena y con el gobierno interino. Le ha declarado la guerra a Fernando Manzanilla y eso traerá consecuencias.

Manzanilla es uno de los cerebros de la cuarta transformación y él, de ahora en adelante, tendrá un peso específico en la política poblana. Más allá de lo que habíamos imaginado. No lo pierdan de vista.

Que la encuesta que le dio el triunfo a Luis Miguel Barbosa se elaboró en Palacio Nacional. La lideresa de Morena sólo es la portavoz de la cuarta transformación. Yeidckol Polevnsky no se manda sola, como -estúpidamente- escriben las viudas de Armenta en redes sociales.

Ahora, la diosa Fortuna le sonríe a Barbosa y ahora sí tendrá que iniciar el proceso de reconciliación interno y externo si quiere asegurar el triunfo en junio próximo. Esta elección reciente sacó lo peor de Morena. Ya vimos quienes se enojan y quienes hacen berrinche por todo.

Quien sí salió vencedora por donde quieran verlo fue Nancy de la Sierra: fue conocida en el estado, regresa al Senado, podrían perdonar a su esposo y tiene boleto para las próximas elecciones del 2021 y/o del 2024.

marzo 19, 2019 - 9:35 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Zeus Munive

Columnistas, Noticias Destacadas