¡Escúchanos por internet!

Los nervios de Viki

El sindicato de burócratas prohibió a trabajadores del gobierno del estado, sostener reuniones nuevamente con el secretario del Trabajo, Abelardo Cuellar, como la que tuvieron hace unas semanas.

Y es que en esta reunión donde llegaron además despedidos del morenovallismo, salieron a relucir las cifras multimillonarias que tendrá que pagar el gobierno estatal como indemnizaciones, las que superan los 500 millones de pesos.

Esta reunión puso de nervios a Virginia Meza Cruz, secretaria del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del estado, mejor conocido como de burócratas.

Busca hacerse de adeptos o congraciarse con las actuales autoridades, luego de que fue una devota fiel al morenovallismo, de donde surgió.

Incluso, ya sostuvo una reunión con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, para lograr que la vean con buenos ojos.

Se dice que sus nervios fueron debido a que en ese tipo de reuniones se podrían acusar los empleados del maltrato que han sufrido desde que llegó al puesto.

Además tiene nervios también ya que se supone se ha iniciado una investigación de 200 bases que fueron entregadas en el gobierno de Tony Gali.

Y es que entre los beneficiados está nada menos que su hermana Laura Meza Cruz.

La hermana que es abogada recién llegada de Jalapa, Veracruz, llegó a trabajar a la Secretaría de Finanzas, entró con la categoría R, la mayor a la que aspira un burócrata.

Pero ahora está adscrita al Congreso del Estado a donde fue turnada de manera arbitraría.

Todo para cobrar mejor sueldo, sin pasar los filtros, como son años de trabajo.

Tal vez por eso sus nervios y la prohibición de reuniones de ese tipo, no vaya a ser la de malas.

Mientras tanto, se están llevando a cabo las negociaciones para el aumento salarial.

Por cierto, nuevamente las negociaciones de incremento salarial serán cada año y no cada dos, como se había entregado en el morenovallismo.

Ahora el subsecretario de Gobernación, David Méndez, es quien está viendo el tema

Se dice incluso que este lunes Virginia Meza, estuvo en Casa Aguayo, finiquitando el tema de la negociación, la que al parecer ya hubo acuerdo.

Los sindicalizados buscaban el 10 por ciento de aumento directo al salario, pero la cifra podría ser de un 4%.

A mediados de este mes será revelado el monto.

Mientras tanto, Virginia sigue empecinada en no realizar una asamblea informativa, como marcan los estatutos.

Y es que sigue su temor de que en la misma asamblea sea destituida, por eso no convoca.

Dos años han pasado de su gestión y no ha informado nada de nada.

Incluso, en la reunión con Abelardo Cuellar, los burócratas gritaron al unísono: ¡fuera Virginia!, por eso su temor.

Tiempo al tiempo.

¿Y el pago?

Trabajadores del Instituto para la Capacitación del Trabajo del Estado de Puebla (Icatep) recibieron la pasada quincena la mitad de su salario.

Se cuentan alrededor de 450 afectados.

Esta situación ha causado seria molestia porque el director general, Francisco Narro, supuestamente desvío recursos para la elección interna del Partido Acción Nacional (PAN).

Al menos eso se asegura en los pasillos del Icatep.

Francisco,-quien es hermano del ex rector de la UNAM, José Narro- es conocido por ser parte del equipo de Jorge Aguilar Chedraui.

Incluso, los trabajadores acusan que el salario a la mitad fue como castigo contra quienes se negaron a hacer acciones en la elección panista.

Los empleados ya preparaban una protesta en la visita del pasado fin de semana del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero se detuvieron por prudencia para conservar el trabajo.

Se dice que no han sido dados de baja los directivos morenovallistas, debido a que el titular de la Secretaría del Trabajo, Abelardo Cuellar, llegó sin el afán de correr a nadie, sino dejarlos chambear.

Sin embargo, ante los nexos panistas, ya se esperan movimientos de este organismo descentralizado, al menos en sus primeros niveles.

Estaremos pendientes.

septiembre 5, 2019 - 9:30 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Jorge Luis Castillo

Columnistas