¡Escúchanos por internet!

Mis Treintas: El proyecto Milenium


Intolerancia Diario
tuvo en sus inicios el gran mérito de ser un medio plural, todas las voces eran escuchadas y todas tenían representación a través de sus páginas de las plumas que tuvimos la oportunidad de trabajar dentro de ese medio.

Uno de los temas que más oportunidad dio para dejar constancia de eso, fue el llamado proyecto Milenium, el cual se suponía, iba a ser el megaproyecto del sexenio melquiadista y que formaba parte del plan Puebla-Panamá, puesto en marcha bajo la administración del primer presidente de la República, de extracción panista, Vicente Fox Quesada.

El Plan Puebla-Panamá era supuestamente un proyecto muy ambicioso de inversión privada y pública, para desarrollar a partir de Puebla, toda la región sur-sureste del país y Centroamérica, las zonas de mayor rezago y marginación de la región.

Puebla era el centro del Plan Puebla-Panamá, el cual no alcanzó a detonarse y uno de sus principales ejes tenía su punto en Puebla, el llamado proyecto Milenium, el cual nunca fue explicado muy bien a ciencia cierta por el entonces gobernador, Melquiades Morales Flores, quien prefirió mantener siempre las cosas, dentro de la opacidad.

Como no hay vació que se llene, los pobladores cercanos a la región de Tepeaca y a san Pablo Actipan, no perdieron oportunidad junto con su asesor, el entonces diputado local del PRD, Teodoro Lozano, quienes se pusieron al frente de la oposición al proyecto.

La lucha en contra de este proyecto fue eje central de las páginas de Intolerancia, a través de la pluma de Zeus Munive y Mario Martell, así como la lente de Rafael Durán, quienes plasmaron la férrea oposición de los habitantes de la zona, para evitar el despojo de sus tierras, o al menos así es como lo veían en estos personajes.

El héroe de la resistencia era un campesino de la región, dueño de tierras y de tortillerías en la zona, Concepción Colotla, mejor conocido como “Concho”.

Concho Colotla se convirtió en un héroe de la resistencia junto con el diputado Teodoro Lozano, quienes siempre tuvieron foro e incluso fueron objeto de primeras planas en Intolerancia, algo que no hacía ni la Jornada de Oriente.

Zeus Munive y Mario Martell inmortalizaron la lucha de Concho contra el melquiadismo; incluso, algunos decían que Colotla contaba con el apoyo económico y la simpatía, del ex presidente municipal de Puebla y ex secretario de Gobernación, Mario Marín Torres, antagonista del mandatario estatal en turno.

Munive y Martell convivían de manera casi diaria con los pobladores, quienes incluso, los invitaban a comer, a cenar y a dormir con ellos en este lugar, en medio del campo y los maizales.

La lucha de Teodoro Lozano y de Concho Colotla, puso contra las cuerdas a la administración melquiadista y también incluso al plan Puebla-Panamá, el cual jamás se vio cristalizado, en una buena parte por la lucha de estos dos personajes.

El 10 de agosto de 2001, el diputado perredista, Teodoro Lozano, sufrió un accidente en la autopista, Puebla-Orizaba, cuando venía de Tepeaca a la ciudad de Puebla, supuestamente una de las llantas de su camioneta estalló, lo cual hizo que el conductor perdiera el control de la unidad, la cual se volcó en esta vía, constándole la vida a este luchador social. La muerte de Lozano, marcó el destino del proyecto Milenium.

El 13 de agosto de ese año, Lozano fue enterrado en el panteón municipal de Puebla en donde yacen sus restos, pero siempre será recordado también en el municipio de san Pablo Actipan, por su viuda Alma Delia Méndez, así como por los integrantes de la organización, Unión Campesina Emiliano Zapata Vive.

La crónica de su entierro, fue magistralmente relatada por Mario Martell, quien plasmó, en blanco y negro, el dolor de los más de 2 mil campesinos que se reunieron para darle el último adiós a quien fuera uno de los estandartes de la lucha contra el proyecto Milenium.

Intolerancia no solo era ya el medio de la clase política poblana, era el medio de información de todos los sectores sociales.

Era impresionante ver a los pobladores de la región con su periódico en mano, informándose de cómo se desarrollaban las investigaciones sobre la muerte de Teodoro Lozano y si se mantenía o no el proyecto.

Casi un año más tarde de la muerta de Teodoro Lozano, Concho Colotla y la Unión de Campesinos Zapata Vive, cantaron victoria el 10 de septiembre del 2002, el entonces gobernador Melquiades Morales Flores, anunciaba oficialmente que el proyecto Milenium quedaba pospuesto, debido a los recortes presupuestales, aunque se mantenían vigentes las 13 órdenes de aprehensión giradas en contra de Colotla y de sus seguidores, la cuales hay que dice, nunca se ejecutaron.

Era un triunfo para Concho, pero también para Munive y Martell, quienes sostuvieron contra viento y marea la causa y la lucha de la Unión Campesina Zapata Vive de la región de Tepeaca y Tecamachalco.

agosto 29, 2021 - 6:00 pm

Por: Ricardo Morales Sánchez

Historias de vida, Noticias Destacadas