¡Escúchanos por internet!

Rodrigo Abdala, un cero a la izquierda

Rodrigo Abdala Dartigues empezó mal y de malas. Quizá nadie lo recuerde pero cuando fue la elección en el 2018, fue uno de los encargados de la elección en Morena que no entregó a tiempo las actas de cómputo de los distritos que le encargaron, situación que no le cayó nada bien a Miguel Barbosa Huerta.

En esa ocasión, recordemos, al inicio de los cómputos Barbosa Huerta iba arriba y de hecho algunas encuestadoras lo daban como triunfador sobre Marta Erika Alonso Hidalgo, pero Abdala que debería entregar esos resultados no lo hizo. Ya de ahí la historia todos la sabemos: el hotel MM, la impugnación, recuento de votos, una larga sesión en el Tribunal Electoral de la Federación.

A Abdala poco le importó el resultado final porque Andrés Manuel López Obrador lo nombró súper delegado en Puebla (esa figura que se esperaba más pero resultó lo menos en todo el país). Ya con cargo y presupuesto lo de menos era apoyar a Barbosa Huerta, faltaba más.

Rodrigo Abdala ya montado en su oficina de súper delegado hizo lo que mejor sabe hacer: nada y vaya que le sale a la perfección. Ya alguna vez el periodista Mario Alberto Mejía relató en su Quintacolumna que el propio Andrés Manuel López Obrador lo regañó en Palacio Nacional por lo mismo, porque no entregaba resultados.

La semana pasada ya fue denunciado (al igual que otros nueve homólogos suyos) porque supuestamente desvió recursos para apoyar a Bertha Lujan en la puja por la dirigencia nacional de Morena. Abdala se siente protegido por su tío -político por supuesto- Manuel Bartlett Díaz.

¿Cesarán al súper delegado? La verdad es que no lo creemos algunos.

Sería admitir que la Cuarta Transformación fracasó, que los perfiles de sus funcionarios son más de lo mismo y si el tío Bartlett es de los consentidos de López Obrador, difícilmente procederán en su contra.
A lo mucho presentará la típica carta de renuncia “por motivos de salud” y nada más.

Lo que sí creemos es que Abdala cada vez perderá más puntos en la entidad y que si él buscaba la gubernatura en el 2024 ese sueño húmedo se aleja más de la realidad porque ya llegaría con la camisa manchada de acusaciones.

Empezó con el pie izquierdo con el ahora gobernador poblano. Le empezó a llenar de piedritas la cabeza a -nuestro muy cristiano- presidente de la república y ahora es investigado por presuntamente desviar recursos federales en la elección interna de Morena.

“¡Qué asquerosidad es todo esto!”, diría el clásico.

Abdala no fue un buen diputado federal. No ha sido un buen funcionario público. Es un junior metido a la política y que ha sido beneficiado por la coyuntura y es para la 4T una mancha que tendrán que seguir con ella por la gran influencia que tiene Bartlett sobre López Obrador.

Duele más el cuero que la camisa, diría la consigna popular.

***

Muchos dolores de cabeza ha generado Ixelt Romero Morales, ahora que es la nueva directora del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante, y es que al interior de ese organismo nadie la aguanta: llega tarde a la oficina, se sale a comer, regresa en la noche y, en ocasiones ha sacado a los empleados hasta las cinco de la mañana, nomás porque ella así lo quiere.

“Nos quiere cansar para que renunciemos” confió una fuente que pidió la gracia del anonimato.

Y no sólo eso, se sabe que tiene muchísimos problemas con las organizaciones de apoyos a migrantes. Un caso, por ejemplo, en los tiempos de Mario Marín le pidió dos mil dólares prestados a Jesús Salas, presidente de la Organización Centro Vida Migrante. Dinero que nunca pagó. En alguna ocasión, le reclamó y ella se negó a liquidar y hasta amenazó con denunciarlo a él si le seguía molestando.

No fue el único, pues a otro de los líderes poblanos en Estados Unidos, Pedro Ramos, le pidió 5 mil dólares prestados (también en tiempos de Mario Marín) y es la hora que no se los quiere devolver, según relató la fuente consultada.

“Mira que ya chingarse a Pedrito Ramos, es porque de veras es ser toda una profesional”, confió al reportero.

La situación laboral, relató la fuente, es imposible y va a generar una bomba de tiempo que si no la controlan va a generar muchas rupturas internas, problemas laborales y con las organizaciones de poblanos en Estados Unidos. “No sabemos quién protege a Ixelt Romero, porque así como actúa parece que tiene un padrino político, pues hace lo que se le plazca en el Instituto”.

Foto: Es Imagen / Jafet Moz

octubre 27, 2019 - 9:15 pm
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Zeus Munive

Columnistas, Noticias Destacadas