¡Escúchanos por internet!

Timbiriche, 36 años de recuerdos

A unos días de que la agrupación Timbiriche cumpla 36 años de haber debutado, estuvieron visitando la ciudad de Puebla (por segunda vez) en Acrópolis: Sasha, Alix, Mariana, Diego, Benny y Erik.

Una lista interminable de canciones, algunas más memorables que otras, pero que siempre evocaron recuerdos y sentimientos.

Una producción digna, trabajo previo, cambios de vestuario y comunicación permanente con sus músicos y corista hacen de este concierto una de las recomendaciones más importantes de lo que va de este 2018.

Si bien debo reconocer que en lo particular no soy precisamente fanático del grupo, reconozco que la nostalgia me atrapó y me gustó verlos reunidos. Todos ellos son, de manera individual, exitosos en sus propios caminos.

Sin embargo, siendo el pretexto de la reunión el celebrar los 35 años de fundación del grupo (ahora ya 36) en mi perspectiva hace falta Paulina Rubio. Estoy de acuerdo que Timbiriche es un concepto que no necesita a Paulina, pero sin ella es como una mesa que está coja.

Importante comentar que en todas las imágenes históricas utilizadas en las pantallas gigantes al fondo del escenario no aparece Paulina, como si nunca hubiera existido. Cuestión de derechos, quizá o de conflicto.

A pesar de la ausencia el concierto es exitoso y emotivo. Los seis transpiran cordialidad, respeto, diversión y nostalgia.

El 30 de abril estarán celebrando 36 años de haber debutado y sería espectacular tener la oportunidad al menos por una vez de ver a todos los que en algún momento formaron parte de la agrupación.

Hay quienes recuerdan más a unos que otros, quienes extrañan más a unos que otros, quienes siguieron más a unos que a otros… pero a final de cuentas todos formamos parte de esa generación Timbiriche.

Seguramente las reuniones continuarán después de esta y siempre seguirán contando con el apoyo y cariño de la gente porque las canciones de Timbiriche (buenas, malas o regulares) están clavadas más que en la mente o en el corazón; en la piel de los entonces niños y ahora adultos. Escucharlas es volver a ser niños y eso siempre será digno de celebrar.

abril 17, 2018 - 11:50 am
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Por: Gilberto Brenis

Columnistas, Noticias Destacadas