La breve pero significativa vida de Anne Frank

El 12 de junio de 1929 nació Annelies Marie Frank en Frankfurt, Alemania. Poco se imaginaría su familia que el nombre de Anne (como le decían de cariño) traspasaría años, idiomas y países gracias al diario que escribió.

Anne era la segunda hija de Otto Heinrich Frank y Edith Hollander, ambos eran considerados como judíos reformistas porque mantenían cercanía y amistad con católicos, protestantes y judíos, sin hacer discriminaciones.

Otto Frank era un hombre de negocios que sirvió en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial. Ante el movimiento nazista en Alemania, Otto decidió mudarse a Amsterdam y dedicarse a la venta de especias y materia prima para mermeladas. En el peor momento de la Segunda Guerra Mundial, Otto decidió dar el negocio a dos amigos alemanes para que se hicieran cargo.

Anne recibió como regalo de su cumpleaños número 13 un diario, es decir el 12 de junio de 1942. Unos días después su familia tendría que esconderse para no ser enviados a los campos de concentración por ser judíos. Su primera página escrita fue el 14 de junio de ese año.

Poco se imaginaba Anne y su familia que pasarían dos años encerrados evitando al ejército alemán. Una de las grandes pasiones de Anne era la lectura y en esos dos cumpleaños que pasó escondida recibió como regalo varios libros e incluso un poema escrito por su padre que ella transcribe en su diario.

A pesar de que se habla solamente de un diario la verdad es que se intuye que hubo varios diarios, pero algunos se perdieron. El primero termina el 5 de diciembre de 1942 y el otro que se encontró inicia el 22 de diciembre de 1943. Sin embargo, lograron encontrarse algunos escritos de ese lapso.

Cuando fueron descubierto por el ejército alemán, Anne y su familia fueron enviados a diferentes campos de concentración. A ella le tocó ir a Auschwitz a donde llegó el 2 de septiembre de 1944, después fue transferida al campo de Bergen-Belsen donde murió (sin que se sepa con exactitud la fecha) entre febrero y marzo de 1945 por tifoidea.

El único sobreviviente de su familia fue su padre, Otto quien fue quien recuperó los diarios de Anne y a manera de homenaje a su hija y sus deseos de ser escritora es que inicia una aventura para poder publicarlo. Esto se logró el 25 de junio de 1947.

A la fecha, El diario de Ana Frank se ha traducido a más de 70 idiomas y ha vendido más de treinta millones de copias.

junio 15, 2023 - 9:00 pm

Por: Gilberto Brenis

Columnistas

Te recomendamos:


La importancia de los diálogos en la literatura de Elia B...

Presentan Blanca Alcalá, Patricia Olamendi, Blanca Lilia ...

Escribir un cuento es dejarse llevar

Los Manolos de Manolo

Amor no autorizado: otra mirada de las leyes migratorias